Algunos profesores simplemente pasan. Por ejemplo, Elizabeth (Cameron Díaz). Es mal hablada, despiadada e inapropiada. Bebe, se coloca y en lo único que piensa en es casarse con un buen partido que la mantenga y le permita dejar de trabajar. Cuando su prometido la deja, pone en marcha un plan para sustituirle por un rico y guapo profesor (Justin Timberlake). Para ello tendrá que competir con Amy (Lucy Punch), otra profesora hiperactiva y llena de energía. Cuando al mismo tiempo un sarcástico e irreverente profesor de gimnasia (Jason Segel) no para de tirarle los tejos a Elizabeth, las consecuencias de sus salvajes y escandalosas confabulaciones aportarán a sus estudiantes, colegas e incluso a ella misma, una educación sin igual.

Codigo para insertar en tu web