Para interpretar este personaje tan herméticamente cerrado que, sin embargo, está a punto de abrirse por completo en el transcurso de unos pocos días, los realizadores tenían a un actor en mente desde el principio: Leonardo DiCaprio. El actor, tres veces nominado al Premio de la Academia®, ha crecido en la pantalla, hasta convertirse en uno de los actores más reconocidos de nuestros días.

Scorsese avaló la decisión con entusiasmo. «Habiendo trabajado con Leo en Gangs of New York, The Aviator y The Departed, pensé de inmediato que era el indicado para interpretar a este personaje”, dice. “A esta altura ya desarrollamos una mecánica de trabajo; le tengo mucha fe y confío en que, como artista, será capaz de lograr los muchos estados psicológicos y emocionales por los que Teddy debe pasar, transformándose a lo largo de la película. ¿Si lo he visto hacer algo así antes? Creo que no a este nivel: con los años va profundizando cada vez más en sus personajes».

Una vez que aceptó el papel, DiCaprio se dispuso a investigar un poco por su cuenta. Averiguó acerca del entrenamiento especializado de los verdaderos alguaciles de los Estados Unidos durante la década de 1950, hurgó en las experiencias de los veteranos de guerra de la Segunda Guerra Mundial y se informó acerca de las técnicas que se utilizaban para tratar los pacientes psiquiátricos en las instituciones mentales de la época. Además, releyó la novela de Lehane. “Cuando se trata de alguien como Lehane, que crea personajes tan ricos, leer el original te proporciona mucho material y puntos de referencia”, dice.

[nggallery id=53]

Codigo para insertar en tu web