Fran y Ana acaban de mudarse a vivir juntos y se encuentran con las dificultades habituales de cualquier joven pareja que está empezando: la convivencia, las manías personales, los celos, etc. Sólo que en su caso, hay que añadirle un pequeño detalle: Ana está muerta y en realidad es un fantasma. Y además, no es el único en la casa…

Codigo para insertar en tu web