Francesco Bernoulli creció a la sombra del famoso circuito automovilístico de Monza en Italia. El y sus amigos se colaban en el circuito y corrían por la famosa horquilla de la Pista di Alta Velocita. No tardó en imponerse en el circuito amateur y se convirtió rápidamente en un piloto campeón. A las damas les enloquece las ruedas abiertas de Francesco. Los jóvenes imitan su espíritu ganador y sus colegas de competición envidian su velocidad. Pero el mayor fan de Francesco es el mismísimo Francesco. Y la mejor prueba es el número con el que corre. Es el bólido de carreras más famoso de Europa, así que Francesco, con su número 1, es el favorito para ganar el Gran Premio. Y eso le convierte en el máximo rival de Rayo McQueen.

Codigo para insertar en tu web